Premios Facultad de Letras – ManchaArte 2019

El jueves 21 de noviembre, a las 19:00 h. en Librería Serendipia, tendrá lugar la entrega de los Premios de la Facultad de Letras editados por Verbum.

Premio Extraordinario de Narrativa Policial en homenaje a Francisco García Pavón

Esperando a Randy

Stewart Riley, un vulgar ratero que aún no ha alcanzado la treintena, regresa a Wexford, el pequeño lugar de Kentucky donde nació. Le acompaña su socio Randy. Juntos pretenden robar una pequeña oficina bancaria. Parece un trabajo fácil, pero las cosas no salen como ellos tenían previsto. Escondido en un refugio del bosque, malherido, Stewart aguarda la llegada de su compañero. Mientras espera, va repasando los recuerdos de su niñez y su adolescencia que le llevaron a huir de Wexford, mezclándose con los motivos que le empujaron a regresar. Un pasado que le convirtió en lo que es. ¿Qué otra cosa podía haber hecho con su vida para no acabar siendo un delincuente?

Santiago Casanova (Madrid, 1971) es autor de dos novelas –Perros hambrientos (2010) y Días terribles (2017)– y cuatro libros de relatos: Cuentos del Valle de Lemos (2005); Amores y pistolas (2008); Después de la primavera (2014) y ¡Feliz año! (2018). Durante su carrera literaria ha obtenido varios premios y menciones: dos premios de microrrelato de “La bañera de Uilises” (RNE, Radio 3) en el año 2003; finalista del I Concurso de Cuentos “Literaria Ribeira Sacra” (2006); ganador del premio del público del Concurso de Cuentos Fuentetaja “Historias de familia” (2016); finalista del Concurso de Cuentos Fuentetaja “Historias de la calle” (2016); ganador del primer premio del II Concurso de relatos del Club Baloncesto Fuenlabrada “El baloncesto es tu palabra” (2017) y finalista del Premio de Novela “Bellvei Negre” (2019) por Días terribles.


V Premio Internacional de Narrativa “Novelas ejemplares”

Dos versiones de Fray Bernardino

Álvaro Morantes, escritor sexagenario caído en desgracia, abandonado por su esposa, y en inicios de diálogos con su único hijo –un joven actor homosexual– se concentra en la escritura de una novela histórica que, según cree, restituirá sus días de gloria. La idea de dicha obra es desarrollada por un autor veinteañero que ha comenzado a abrirse paso en el árido y extravagante mundo de las letras. La pupila de Dios, en proceso de escritura, es desplazada por El fabricante de milagros, que finalmente obtiene un premio literario de importancia. El objeto de ambas ficciones es la figura de Fray Bernardino y su vida poco ortodoxa entre las postrimerías del siglo XVI y principios del XVII, en un país ficticio del Caribe hispanoamericano, cuya capital es conocida como Puerto Alacranes.

Dos versiones de Fray Bernardino busca comprender la esencia de las luchas intergeneracionales que se dan en el ámbito de las artes y las letras, redefinir la relación autor-escritura en un universo complejo y cambiante donde los más jóvenes buscan legitimarse y los más experimentados defender lo que consideran su lugar.

Evelio Traba (Cuba, 1985). Poeta y narrador. Se licenció en Psicología por la Universidad de Granma Cuba) y ha cursado estudios de posgrado en literatura y lingüística. Con Editorial Verbum ha publicado una antología del poeta portugués Fernando Pessoa titulada Toda la gente que conozco (2017). Bajo el sello de esta prestigiosa casa han visto la luz sus novelas El camino de la desobediencia (2016) y El ritual de las cabezas perpetuas, esta última galardonada con el Premio Iberoamericano “Verbum” de Novela 2016. Ambas obras han sido reeditadas en Cuba por Ediciones Boloña (2017) y La Luz (2019).

Ganador del Accésit Premio Latinoamericano y Caribeño de Novela “Alba” Narrativa 2012, con la novela histórica La Concordia(Arte y Literatura, 2013). Incluido en las antologías El árbol en la cumbre (Letras Cubanas, 2015) y La isla en verso (La Luz, 2011). Vive actualmente en Quito, Ecuador, donde se desempeña como profesor de Lengua y Literatura.


XXXVIII Premio Internacional de Poesía “Juan Alcaide”

A riesgo de ser niño

En la primera página de A riesgo de ser niño, Antonio San Miguel se pregunta, citando a Nicanor Parra: ¿Cuántos brazos me quedan por abrir? Y es que todo el libro es una invitación a abrir los brazos, el corazón, las conciencias, a situaciones que nos conmueven; sobre todo si nos permitimos abrir los enlaces que encabezan casi todos los poemas.

Te invito, querido lector, a que veas las fotografías que sugieren cada poema. Y desde el primer poema nos arrastra como un hilo invisible desde imágenes duras, a veces brutales; y sus palabras se transforman en golpes secos en nuestras conciencias sin caer en la fácil sensiblería: “pues el futuro escribe con renglones de muerte / la historia de estos niños. / ¿A dónde podré ir que no se me sienta / tan culpable en la acción de no hacer nada? Me llama la atención cómo el poeta en este libro pone su foco en los niños, la parte más débil y más sensible en todos los conflictos; en su dolor, su soledad, su abandono, etc. No te quedes mirando / y ayúdame, lector, / a terminar con sangre estos malditos versos, / porque vienen de las verdades últimas / por este arroyo, ahora, infranqueable, nos ruega Antonio San Miguel, impotente ante tanto desvalimiento. Por momentos me recuerda a César Vallejo; por ejemplo, en sus versos de Poemas humanos: Un hombre pasa con un pan al hombro / ¿Voy a escribir, después, sobre mi doble? […] Un albañil cae de un techo, muere y ya no almuerza / ¿Innovar, luego, el tropo, la metáfora?

Antonio San Miguel Roldán nace en Madrid, ciudad en la que reside hasta 1990, fecha en la que se traslada a vivir a Talavera de la Reina, donde se diploma como Trabajador Social por la Universidad de Castilla La Mancha. Desde 2016 es también Graduado en Trabajo Social. Es en los años 90 cuando inicia su actividad literaria, escribe sus primeros poemas, publica artículos de opinión en periódicos locales, ensayos filosóficos, cuentos… Volverá a Madrid para diplomarse en interpretación actoral en la Escuela “Metrópolis”. En la actualidad desempeña funciones de trabajador social en un Centro Ocupacional para personas con discapacidad intelectual y es docente de interpretación actoral, dramaturgia y director de teatro. Entre sus méritos poéticos cabe destacar: finalista del premio “Adonais” (2008) con la obra La canción del agua; ganador del premio nacional de poesía “Joaquín Benito de Lucas” (2012) con la obra La muerte de Rómulo; Premio internacional de poesía “Joaquín Lobato” (2016) con Raíles o el premio de poesía “José Hierro” (2018) con la obra Llegar a Portugal en un ferrocarril que ya no existe.